Esa fue también la posición del gobierno de los Estados Unidos. La Corte Penal Internacional (CPI) determinó que el anterior presidente de Sudán, Omar al-Bashir, es cómplice del genocidio.

Un informe publicado en el diario árabe con sede en Londres Al-Arab, dijo que los aviones israelíes este fin de semana destruyeron un almacén en Sudán que estaba repleto de un gran número de misiles de fabricación iraní de largo alcance. Los misiles pertenecían a Hamas, y se iban a utilizar en contra de Israel después de ser introducidos por contrabando en Gaza.