(AP Photo/Andrew Harnik, File) (AP Photo/Andrew Harnik, File)
Rashida Tlaib

Related:

La congresista de Michigan calificó a Israel de «gobierno de apartheid» y pidió a Estados Unidos que dejara de enviar dinero para «oprimir violentamente a los palestinos».

Por United With Israel

En su último ataque al estado judío, la representante Rashida Tlaib (D-Mich) calificó a Israel como un «gobierno de apartheid» y pidió a Estados Unidos que dejara de enviar dinero para «oprimir violentamente a los palestinos».

La congresista, con un largo historial de declaraciones en contra de Israel,  estaba respondiendo a la demolición por parte de Israel de la casa de un sospechoso de terrorismo palestino cerca de Ramallah el pasado jueves.

«Recordatorio: el gobierno del apartheid no es una democracia. Debemos evitar que los dólares de nuestros contribuyentes se utilicen para oprimir violentamente a los palestinos. Esta semana, Israel demolió y arrasó la casa de una familia palestina en la amada aldea de Turmusaya. ¿Para qué? Para deshumanizar». Este fue el salvaje tuit de Tlaib.

Esta es la realidad: Montasser Shalabi, cuya casa fue arrasada, abrió fuego contra un grupo de adolescentes en Tapuach Junction en Samaria el pasado mes de mayo. Yehuda Guetta, un estudiante de 19 años, murió en el tiroteo desde un vehículo y otros dos resultaron heridos.

Shalabi era el propietario legal de la propiedad demolida en el pueblo de Turmus Ayya, donde vivían su esposa e hijos separados.

El Tribunal Superior de Justicia de Israel rechazó una petición presentada por organizaciones de derechos humanos, allanando el camino para la demolición.

Las administraciones estadounidenses anteriores nunca chocaron con Israel por la demolición de viviendas, una política del gobierno que se remonta al establecimiento del estado. Sin embargo, Shalabi y su familia tienen ciudadanía estadounidense, un motivo aparente por el cual la administración Biden criticó este caso específico.

La política israelí de demolición de viviendas está diseñada para disuadir al terrorismo.

Tlaib, nacido en Detroit de inmigrantes palestinos, apoya el movimiento Boicot de Desinversión y Sanciones, que busca la destrucción de Israel como el único estado judío del mundo. También ha acusado a sus críticos judíos estadounidenses de tener una doble lealtad.

Esta señora tiene una agenda anti israelí evidente. Lo mejor que podemos hacer es enseñarla la verdad. Una y las veces que hagan falta.

Donate to Israel

Related: