(Kobi Gideon/Flash90) (Kobi Gideon/Flash90)
Trump and Netanyahu

Trump mandó un mensaje a Israel el pasado jueves, llamando al estado judío un «rayo de esperanza». Entre otras cosas, anunció los planes para fortalecer el «vínculo indisoluble» entre los EE.UU. e Israel.

En un comunicado enviado al Israel Hayom -un diario israelí propiedad de donante republicano estadounidense Sheldon Adelson, por parte del presidente electo, Donald Trump dijo que Israel es un «rayo de esperanza» en el mundo.

«Amo y respeto a Israel y a sus ciudadanos», declaró Trump.

«Israel y los EE.UU. comparten muchos valores comunes, como la libertad de expresión, la libertad de culto, y el énfasis especial en la creación de oportunidades para todos los ciudadanos para que cumplan sus sueños».

«Estoy deseando fortalecer el vínculo inquebrantable entre nuestros dos grandes pueblos», continuó. «Sé muy bien que Israel es la única democracia en Medio Oriente, y que es el único que defiende los derechos humanos, y que es un rayo de esperanza para muchas personas».

Trump también aseguró a los israelíes que no va a forzar un acuerdo con los palestinos que iría en contra de los intereses de Israel, sino que favorecerá a una solución pacífica a través de negociaciones directas entre las dos partes.

«Creo que mi administración será capaz de llenar un papel importante en ayudar a las dos partes a llegar a una paz justa y duradera. Debe venir a través de negociaciones entre las dos partes, y no a través de la coacción por parte de elementos externos. Israel y el pueblo judío se lo merecen», afirmó Trump.

Por: Unidos con Israel

[donar]