El salvaje asesinato la semana pasada de una superviviente del Holocausto de 85 años en París causó conmoción en toda la comunidad judía francesa, donde el antisemitismo y los ataques mortales de los islamistas radicales han ido en aumento. 

Mireille Knoll fue apuñalada 11 veces en su apartamento antes de que fuera incendiada el viernes pasado. Ella es la undécima víctima asesinada por razones de religión en Francia desde el secuestro, tortura y asesinato de Ilan Halimi, de 24 años, en 2006.

En este vídeo, el hijo de Knoll y Simone Rodan-Benzaquen, directora del Comité Judío Americano en París, discuten la reacción de la comunidad judía francesa y el tema de la radicalización musulmana en ese país, que ha sufrido varios ataques terroristas masivos en los últimos años.

Decenas de miles de judíos franceses han inmigrado a Israel en los últimos años. De hecho, la nieta de Knoll, Noa Goldfarb, hizo Aliyah hace 20 años.






Donate to Israel