El odio antisemita explotó en Bulgaria cuando los aficionados violentos persiguieron al equipo de fútbol israelí de Ashdod fuera de la cancha, haciendo que el partido se cancele.

En el primer minuto del tiempo de descuento,  mientras el equipo israelí de Ashdod ganaba por 1-0 ante el CSKA de Bulgaria, el caos se desató. Un jugador de Ashdod había lanzado una dura patada que acabó en tarjeta roja. Esto hizo que los aficionados búlgaros comenzaran a actuar como salvajes,  lanzando botellas a la cancha antes de los fans cargaran hacia los jugadores israelíes en pleno campo.

El equipo de Ashdod se vio obligado a retirarse, temiendo por su seguridad. En el vídeo, en realidad se puede ver a los jugadores siendo atacados por los fans enloquecidos, sobre todo al final. ¿Podría haber habido alguna razón plausible para este estallido de violencia o era simplemente antisemitismo puro?






Donate to Israel