Un grupo de israelíes apasionados de la navegación de vela se topó con varios refugiados sirios e iraquíes en las agua de la costa griega. Los refugiados rápidamente fueron rescatados de lo que habría sido una muerte segura. 

Los refugiados estaban muy agradecidos y no se molestaron en lo más mínimo acerca de ser rescatados por israelíes. De hecho, los israelíes recibieron besos, abrazos y muchas muestras de cario y amor. Una imagen que hoy en día viene muy bien ver tras tanto terrorismo palestino que azota la región.

De los once refugiados eran cuatro hijos y, por desgracia, un recién nacido fallecido, a quien la madre desconsolada acunó en sus brazos toda la noche.

Tenemos curiosidad de saber, ¿cuántos de ustedes leen sobre esto en los medios de comunicación? ¿Sabía usted que esto sucedió?

El pueblo de Israel no se involucran en actos de bondad con la esperanza de recibir el reconocimiento de los medios de comunicación. Hacemos lo que todos los seres humanos deberían hacer – llegar y ayudar a los necesitados.






Donate to Israel