(Shutterstock) (Shutterstock)

Related:

Aprendiendo sobre Parkinson, trastornos de movimiento y el aporte de Israel a combatirlos, con el neurocirujano uruguayo-israelí Dr. Roberto Spiegelman.

Por: Ana Jerozolimski, Semanario Hebreo Jai

El Dr. Roberto Spiegelman (68), es un destacado neurocirujano del Centro Médico Sheba-Tel Hashomer, especializado en Radiocirugía y en Neurocirugía funcional (lo cual incluye trastornos del movimiento y tratamiento del dolor crónico). Vive en Israel desde hace 41 años. Lo hemos entrevistado tiempo atrás sobre sus especialidades y el reportaje ya fue publicado en nuestras páginas. Pero hace poco tuvimos la oportunidad de hablar con él nuevamente y alcanzamos a abordar algunos puntos que no habíamos tratado en ocasiones anteriores Por ende, vale la pena publicar ahora esta entrevista.

En la sala de operaciones

P: ¿Se puede hacer algo para evitar el Parkinson? ¿Es un destino que uno lleva adentro en el cuerpo o hay algo en la forma de vivir que puede incidir?

R: Mucha gente dice que todo está escrito en el cielo. Nosotros decimos que todo está escrito en los genes que tenemos. La predisposición al desarrollo del Parkinson es genética, no necesariamente hereditaria sino genética. Los estudios de genética están teniendo un desarrollo explosivo en los últimos años, para todo, también para los trastornos del movimiento, y de a poco se va sabiendo más y más. En algún momento del desarrollo de la medicina futura la ingeniería genética puede ser que llegue a mejorar las perspectivas de un paciente que por estudios genéticos podamos descubrir que está predispuesto a desarrollar la enfermedad de Parkinson.

P: Pero me imagino que no todo pasa por ahí, ¿verdad?

R: Claro que no. La genética no es todo, también hay elementos ambientales que pueden determinar que la predisposición se haga plausible desde el punto de vista clínico. Existen algunos elementos que se han descubierto, hay cosas que preceden al desarrollo de la enfermedad de Parkinson, a veces por años, como por ejemplo la pérdida del sentido del olfato, muchos pacientes lo desarrollan años antes de tener ningún síntoma de la enfermedad. Pero en definitiva no existe todavía ninguna forma de prevenir el desarrollo de la enfermedad.

El aporte israelí a la lucha contra los trastornos de movimiento
P: El centro médico en el que trabajas, Sheba-Tel Hashomer, es considerado en rankings internacionales uno de los 10 mejores hospitales del mundo. Pero creo que hay mucho para decir sobre el nivel médico de Israel en general. En tus especialidades ¿qué dirías ha aportado Israel al tratamiento de los problemas de trastornos de movimiento?

R: Pienso que hay muchas contribuciones que han salido de Israel hablando específicamente de lo que tiene que ver con mi especialidad, que es la intervención quirúrgica. Un destacado científico israelí de la Universidad de Hadassah, fue uno de los primeros en establecer la importancia de un núcleo determinado en la base del cerebro, que es el núcleo subtalámico, en el desarrollo de toda la sintomatología y sinología de la enfermedad de Parkinson. Estoy hablando del Profesor Hagai Berman, un tipo sensacional, un excelente científico que ya hace muchos años que se dedica mucho a la clínica y acompaña al colega de neurocirugía en Hadassah en sus operaciones. Ahora está expandiendo su ayuda a prácticamente todos los centros en Israel donde se realizan las operaciones de Parkinson o de trastornos del movimiento.

P: Años atrás lo entrevisté de cara a su viaje a Uruguay invitado por los Amigos Uruguayos de la Universidad Hebrea de Jerusalem. Recuerdo que me impactó su sencillez, tratándose de un gigante en lo suyo. ¿Qué más podemos destacar sobre lo logrado en Israel?

R: La otra gran contribución que ha tenido la tecnología israelí en los últimos años ha sido en el desarrollo del focus ultrasound, que es un desarrollo israelí neto, una tecnología que permite concentrar ultrasonido en la profundidad del cerebro. Con esa tecnología, sin hacer un corte o un agujerito en la cabeza, con el paciente en pleno estado de conciencia, como tú y yo en este momento, puede atravesar una operación para eliminar el dolor en un día y prácticamente sin necesidad de hospitalización posterior. Esa tecnología, que empezó en Israel, se ha expandido a muchos lugares del mundo, hay muchos centros con alta tecnología en Europa, Estados Unidos, Japón, que tienen ese sistema del focus ultrasound, y se va aplicando cada vez más a otros elementos. Empezamos con el temblor y de a poquito nos vamos desarrollando también para tratar otros elementos de enfermedad de Parkinson con esas intervenciones.

P: ¿Cualquier ciudadano israelí puede acceder a estas intervenciones especiales?

R: Por supuesto, una de las bondades del sistema de salud de Israel es el seguro nacional de salud, que es obligatorio para toda la población de Israel, sin distinción de religión o etnicismos. Todas estas operaciones de las que estaba hablando están en lo que se llama la canasta de salud aprobada por el Ministerio de Salud Pública, quiere decir que son operaciones gratuitas para cualquier persona que entre en las definiciones que están establecidas para poder realizarse.

Y a nivel personal
P: ¿Cuál es tu sueño como neurocirujano, el próximo objetivo a alcanzar?

Desde el punto de vista de la neurocirugía, a pesar de que tenemos ya un alto nivel de técnica en las operaciones que hacemos, yo pienso que todavía hay más para desarrollar. Pienso que la próxima frontera va a ser no poner electrodos o no hacer lesiones en la profundidad del cerebro, sino volver a lo que se empezó a hacer en los 80, que todavía no tiene éxito, que es el uso de células madre para injertarlas en las profundidades del cerebro y permitir que se puedan transformar en las células que se han perdido, por cuya pérdida se han desarrollado estas enfermedades.

P: Y se seguirá sin duda cruzando fronteras. Muchas gracias Roberto.

R : A ti .

Donate to Israel

Related: