An IDF tank passes through a field near the border with Gaza on Wednesday. (Photo: Albert Sadikov/Flash90) An IDF tank passes through a field near the border with Gaza on Wednesday. (Photo: Albert Sadikov/Flash90)

La sociedad israelí está compuesta por diversas culturas y etnias. Las FDI son un ejército de la nación y consecuentemente representan ésta diversidad. Las siguientes siete historias son de siete individuos sirviendo en las FDI y representan la diversidad de nuestros soldados. Les contamos sus historias a lo largo de siete días.

Sargento Urilinda

Filipinas

Urilinda se mudó de las Filipinas a Israel hace 6 años. A pesar de ser cristiana, ella decidió alistarse al ejército israelí.

El estilo de vida de la Sgto. Urilinda ha cambiado drásticamente desde su mudanza. En las Filipinas, ella vivía en un pueblo pequeño y no tenía agua corriente ni electricidad corriente. Hoy, la Sgto. Urilinda sirve como una soldado de combate en el Batallón Karakal, protegiendo las vidas de miles de personas.

“Desde que me enteré de las Fuerzas de Defensa de Israel, quise formar parte y ser una soldado de combate”. La Sgto. Urilinda se rió y agregó: “Mis amigos en las Filipinas me llaman “Xena, la princesa guerrera”.

Soldado Ester

Panamá

5Hace tres años, Ester celebró en Panamá las mismas fiestas judías que se celebran en cualquier otro hogar judío. Hoy en día, la soldado Ester celebra las mismas fiestas judías en el ejército israelí.

La soldado Ester orgullosamente sirve en una unidad clasificada de la Marina israelí. “Estoy muy satisfecha con el camino que he elegido. Estoy orgulloso de mí misma y de cada paso que tome para llegar aquí”. La soldado Ester añadió: “Mi madre está muy orgullosa de mí y eso es lo que más me alegra. La extraño mucho “.

♦  ♦  ♦  ♦  ♦

Soldado Alon

Nueva Zelanda

El viaje de Alon comenzó en una tierra lejana, en Nueva Zelanda. Todo comenzó al escuchar historias y experiencias sobre Israel en su país natal. El soldado Alon vino a Israel para ser voluntario por 6 meses y ahí fue cuando comenzó a pensar en alistarse a las FDI.

Alon se unió a una “Mejiná” (un programa pre-militar que combina estudios sobre Israel y  aptitud de combate) y al finalizar el programa se incorporó al ejército israelí. “Me di cuenta que nunca estaría contento conmigo mismo si no aprovechaba esta oportunidad”. El soldado Alon afirmó: “Es una excelente oportunidad para dar para ayudar a los demás y al mismo tiempo para crecer como persona y aprender mucho”.

El soldado Alon está sirviendo como un soldado de combate en la Brigada de Paracaidistas. “Mis amigos en Nueva Zelanda no entienden lo que está pasando aquí, ¿por qué me mudé aquí o por qué me aliste al ejército para ser un soldado de combate”, comenta el soldado Alon. “Pero están muy orgullosos de mi elección y me apoyan”.

“Si me hubieran preguntado hace un año sí me gustaría entrar al ejército y ser un paracaidista, yo hubiera dicho que es imposible. Hoy, te preguntó “¿Qué sigue?” Todo es posible”.

♦  ♦  ♦  ♦  ♦

Subteniente Ivan

Grecia

4El Subteniente Ivan nació y se crió en Atenas, Grecia, pero desde hace cinco años llamá a Israel su verdadero “hogar”. Originalmente, Iván viajó a Israel con el fin de completar su titulación universitaria, pero cambió de idea y decidió alistarse al ejército israelí.

El Stte. Iván es un oficial en la Coordinación de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), actualmente trabajando en el cruce Erez. Durante la operación Margen Protector, el Stte. Iván facilitó entre organizaciones internacionales y gazatíes heridos que necesitaban ser evacuados.

“Estoy orgulloso de ser griego, especialmente ya que soy el único [en el ejército israelí]“, explicó el Stte. Iván. “Mi historia inspira a jóvenes en la comunidad judía en Atenas. Yo les comparto mis experiencias en las FDI. Ninguna universidad les enseñará lo que uno aprende en el ejército”.

♦  ♦  ♦  ♦  ♦

Soldado Sevilla

Cuba

La soldado Sevilla se alistó al departamento de Dirección Técnica y Logística. Ella nunca imaginó cuánto podía llegar a cambiar su vida en tan solo unos pocos años, mudarse a Israel y ser una soldado en las FDI.

“Me mude a Israel porque la vida no era fácil en Cuba y necesitaba un nuevo comienzo”, dijo la soldado Sevilla. “Me alisté al ejército israelí al poco tiempo de llegar a Israel. Para mí, éste es el primer paso para lograr conseguir la vida que deseo aquí”.

Aunque la soldado Sevilla admite haberse preocupado antes de alistarse a las FDI, ella afirma, “Ahora me doy cuenta de la increíble oportunidad que tengo. Tengo una buena vida aquí y me gusta estar en el ejército israelí”.

♦  ♦  ♦  ♦  ♦

Soldado Moshe

Zimbabue

5El soldado Moshe recorrió una larga trayectoria para poder cumplir su deseo. Originalmente de Zimbabue, su familia es cristiana pero él se educó en un colegio judío y allí fue donde decidió convertirse al judaísmo y emigrar al Estado de Israel. Al aterrizar en Israel, el soldado Moshe sintió que finalmente había llegado a su casa.

“Mi madre estaba preocupada cuando le dije que deseaba alistarme al ejército israelí” explicó el soldado Moshe. “Antes de la declaración de independencia en Zimbabwe hubo una guerra y muchos de los amigos de mi madre fueron asesinados. Se que ella tiene miedo de que yo sirva en un ejército, pero ahora que ella sabe lo que hago puede estar un poco más tranquila”.

Siguenos durante los próximos seis días para leer las historias de #NuestrosSoldados.