Supreme Leader Ayatollah Ali Khamenei. (Office of the Iranian Supreme Leader via AP) (Office of the Iranian Supreme Leader via AP)

El presidente iraní reconoce que el archivo robado dañó mucho a la República Islámica.

Por Pesach Benson, Unidos con Israel

El lunes, el último día de la administración del presidente iraní Hassan Rouhani, la figura del líder iraní reconoció que los agentes israelíes lograron sacar del país un almacén completo de archivos nucleares en 2018.

«Los secretos que los sionistas vinieron y se llevaron del interior [del país], los publicaron y le mostraron a Donald Trump, lo llevaron a abandonar el acuerdo [nuclear]», dijo Rouhani a los funcionarios del gobierno en una reunión que fue cubierta por Fars, la agencia de noticias estatal de Irán.

Rouhani afirmó que no estaba confirmando la autenticidad de los documentos.

Rouhani también dijo que Irán está perdiendo la batalla de la opinión internacional frente a Israel.

“Nuestros medios no pudieron derrotar la conspiración de los medios sionistas”, dijo, un día antes de que el «Carnicero de Teherán» Ebrahim Raisi fuera investido como nuevo presidente de la nación.

Raisi está acusado de atroces crímenes de guerra, incluido el de participar en la matanza de su propio pueblo.

En 2018, agentes del Mossad irrumpieron en un almacén de Teherán y se hicieron con aproximadamente 110.000 documentos. En lugar de hacer copias, los agentes se llevaron específicamente los documentos originales. Según los informes, el tesoro de media tonelada fue llevado de regreso a Israel esa misma noche.

Los archivos incautados confirmaron las evaluaciones israelíes de que el programa atómico de Irán, el Proyecto Amad, estaba orientado al desarrollo de armas nucleares. Irán continúa sosteniendo que su programa nuclear es pacífico, una afirmación que es ampliamente cuestionada por el mundo libre. Los documentos compartidos con los medios mostraron que el programa era más grande y más sofisticado de lo que se creía anteriormente.

Los archivos también identificaron a las figuras clave del Proyecto Amad, como el General de Brigada del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán. Mohsen Fakhrizadeh, el padre del programa de armas nucleares de Irán.

Según los informes, los detalles de los archivos robados fueron un factor crítico en la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear iraní en 2018.

Raisi, quien asumió el cargo el martes por la mañana, también es conocido como El Carnicero de Teherán por supervisar la ejecución masiva de miles de presos políticos en 1988.

Donate to Israel