(AP Photo, File) (AP, File)
Mahmoud Abbas, Ismail Haniyeh

La serie de golpes que la administración estadounidense ha asestado a la Autoridad Palestina durante el último año, desde el anuncio del «Acuerdo del Siglo» hasta los acuerdos de normalización entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Sudán, ha llevado a un intento de reconciliación entre Fatah y Hamas.

El Acuerdo de Estambul firmado el 24 de septiembre refleja una rara comunidad de intereses entre las dos organizaciones, que entienden el estado de ánimo del público palestino y están nuevamente tratando de lograr la unidad incluso a costa de que Hamas se haga cargo de la Autoridad Palestina y la OLP.

Durante años, Hamas se ha opuesto a unir fuerzas con la Organización de Liberación Palestina [OLP] debido al relativo equilibrio de poder en la calle palestina. Con su poder entre la población palestina en un 30-40%, Hamas insistió en una representación similar en las instituciones de la OLP. En la actualidad, Fatah todavía controla el 40% de las instituciones de la OLP y está a cargo de las decisiones de la organización.

La última crisis que asedia a la Autoridad Palestina podría conducir a una rara unidad palestina que permitiría a las dos organizaciones formar un frente común contra Israel y Estados Unidos. No sólo tres Estados árabes alcanzaron acuerdos de normalización con Israel, burlándose de la posición de la Liga Árabe tal como se expresa en la Iniciativa Saudita desde 2002, sino que la Liga se ha negado a condenarlos por dar ese paso. Este fue el siguiente de una serie de golpes que la Autoridad Palestina ha recibido por parte de la administración Trump, sobre todo el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y el lanzamiento del «Acuerdo del Siglo».

En vista de los acuerdos de normalización árabe-israelí y la marginación del problema palestino en la política regional e internacional, el público palestino siente cada vez más que ha llegado el momento de poner fin a la brecha entre Fatah y Hamas y construir un frente unido que pueda salvar al movimiento nacional palestino. Turquía, donde residen altos funcionarios de Hamas (en particular, el subdirector del Buró Político Salah Aruri), ha asumido el papel de mediador.

El 24 de septiembre, las dos organizaciones firmaron un acuerdo de reconciliación después de las conversaciones en el consulado palestino en Estambul entre Jibril Rajoub, secretario general del Comité Central de Fatah, y los líderes de Hamas. El acuerdo prevé elecciones para el Consejo Legislativo Palestino y más tarde también para la presidencia dentro de aproximadamente medio año a partir de su firma. Los temas candentes en los que debe enfocarse la nueva unidad nacional son: “El programa [de construcción] del Estado, el programa de resistencia popular al Acuerdo del Siglo, la anexión y la normalización [de las relaciones] con la ocupación”.

Una encuesta realizada por el Centro Palestino de Investigación de Políticas y Encuestas con sede en Ramallah encontró que el 99% de la población palestina encuestada en la Ribera Occidental [Cisjordania] y Gaza vio los acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y Bahréin como una traición a la causa palestina. Por otro lado, el 53% de los encuestados se culpa a sí mismos y a la discordia interna palestina por el hecho de que su asunto ha perdido importancia ante los ojos del mundo árabe. Los palestinos entienden que no pueden lanzar acusaciones contra los Estados árabes cuando ellos mismos mantienen lazos políticos, económicos y de seguridad con Israel. Además, una mayoría de palestinos (86%) considera que los acuerdos sirven principalmente a los propósitos de Israel y no benefician a los palestinos, a pesar del aplazamiento de la extensión de la soberanía a partes de la Ribera Occidental. Consideran que esto es simplemente una pausa (el 75% de los encuestados cree que la declaración del primer ministro Netanyahu de que los acuerdos solo retrasaron la extensión de la soberanía y no la eliminaron de la agenda).

El 38% de los encuestados dice que el mejor camino hacia el autogobierno palestino es renovando la «lucha armada» (es decir, ataques terroristas), y el 75% se opone a un posible regreso del gobierno israelí o de la Administración Civil y/o a cualquier cooperación militar o civil con Israel. El 72% cree que, a la luz de los movimientos de Israel y la expansión de las comunidades israelíes, la solución de dos Estados ya no se puede lograr. El Estado palestino nunca ha parecido tan distante a esta población.

Este último hallazgo es el más significativo en términos de viabilidad de la reconciliación entre palestinos, que goza de un gran apoyo en la calle palestina. Si no hay seguridad o cooperación civil con Israel y no hay posibilidades reales de progreso en el canal de negociaciones, ¿cuál es la diferencia entre Hamas y Fatah? Por lo tanto, al menos en la coyuntura actual, en la que no están en la agenda más negociaciones con Israel y los Estados árabes están haciendo la vista gorda ante el problema palestino, hay lugar para otro pacto de reconciliación que resolverá la crisis y arreglará la brecha de liderazgo.

Esto significa que Fatah tendrá que aceptar el hecho de que Hamas ganará una parte más grande de la OLP, e incluso podría apoderarse de ella por completo. El tiempo dirá si el Acuerdo de Estambul tendrá éxito donde todos los acuerdos de reconciliación anteriores desde 2007 hasta el presente han fracasado.

Fuente: BESA Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos

Extraído de la página de Aurora

El Coronel (res.) Dr. Shaul Bartal es investigador asociado en el Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos, teniente coronel en reserva de las FDI., Ph.D. Universidad Bar-Ilan, Experto en Asuntos Palestinos e Islam fundamentalista. Se especializa en grupos palestinos, la minoría árabe en Israel y grupos islámicos fundamentales. Autor de The Fedayeen Emerge, the Palestine-Israel Conflict, 1949-1956 (Bloomington: 2011) y Jihad in Palestine (Abingdon: Rutledge, 2016); Nuevas formas de terror palestino contra Israel: un perfil de la Intifada de Al-Quds (Nueva York: Edwin Mellen Press, 2017); con Nesya Rubinstein-Shemer, Hamas and Ideology, Sheikh Yusuf al-Qaradawi sobre los judíos, el sionismo e Israel (Abingdon: Routledge, 2018) y muchos artículos sobre el problema palestino.

shutterstock_152856233

¡RECORD DE CONTAGIOS Y FALLECIDOS EN ISRAEL!

Dona al Fondo de ayuda de United with Israel para luchar contra el coronavirus en Israel . El coronavirus se sigue propagando muy rápido por todo el mundo en esta tercera ola. Es el momento de ayudar a los que más quieres.

Los israelíes necesitan tu ayuda. Los alimentos y suministros médicos pueden ser escasos. La tasa de desempleo continúa en un 25%. Comenzamos la crisis con una tasa del 4%. La gente está en pánico. Ayuda a Israel AHORA!

HAZ CLIC AQUÍ PARA HACER UNA DONACIÓN