Aun no se ha cerrado oficialmente la operación porque, una vez más, queda por saber si Hamas va a cumplir este alto el fuego que él mismo ha firmado y promulgado, en una clara señal de desesperación ante tanto daño causado por el Ejército de Defensa de Israel.

Pero, ¿cómo puedo permitir que mis pequeños chillen de alegría y placer cuando mis otros hijos están en muy grave peligro, luchando por nuestra existencia? ¿Cómo puedo ir de paseo o de vacaciones como cuando mis hermosos niños y niñas de uniforme están siendo emboscados, gravemente heridos y muertos?