(Youtube/Screenshot) (Youtube/Screenshot)
Iranian judoka Saeid Mollaei

El judoka iraní admite que el régimen islámico lo obligó a perder un partido para evitar enfrentarse a un atleta israelí.

«Soy un atleta, no un político, y nunca he estado involucrado en política», lamenta Saeid Mollaei de Irán, que tenía previsto competir con el campeón israelí de judo Sagi Muki en el Campeonato Mundial de Judo en Tokio.

Mollaei explica la presión que lo obligó a perder un partido para no enfrentarse a Muki. El régimen iraní amenazó a su atleta y a la familia de Mollaei.

El judoca iraní se vio obligado a huir a Alemania y sigue soñando con ganar el campeonato mundial.






Donate to Israel