President Donald Trump and Rabbi Meir Soloveichik at White House Chanukah party. (Youtube/Screenshot) (Youtube/Screenshot)
Trump Soloveichik

En la fiesta anual de Janucá en la Casa Blanca, Trump volvió a contar la historia de Janucá y el milagro del aceite en el Templo Sagrado – “un signo de la presencia de Dios en su morada y símbolo de la fe y la resistencia del pueblo judío”.

El presidente Donald Trump, al dirigirse a la gala anual de Janucá en la Casa Blanca, reiteró su compromiso de reconocer a Jerusalem como la capital del pueblo judío. Demostrando los antiguos lazos judíos con Jerusalem y el Templo Sagrado, contó la historia de Janucá, incluido el milagro del aceite: “una señal de la presencia de Dios en su morada y símbolo de la fe y la resistencia del pueblo judío”.

“Nos enorgullece apoyar al Pueblo de Israel y renovar nuestro vínculo duradero”, dijo, en aparente referencia a las tensiones entre Israel y la administración Obama.

 

Este vídeo incluye el discurso completo de Trump y las de la sobreviviente del Holocausto Louise Lawrence-Israels y el rabino Meir Soloveichik, el décimo líder espiritual de la congregación judía más antigua de Estados Unidos, fundada por los primeros inmigrantes judíos en el siglo XVII. ¡Vale la pena escuchar los discursos!

Mira y siente la alegría!






Donate to Israel